viernes, diciembre 01, 2006

Lo que nos espera...

Ahora sí, comienza de lleno el nuevo gobierno de la mano dura. Ahora sí, no hay vuelta atrás.
Entre golpes, consignas y silbidos, asume Felipillo o Fecal (como gusten) la presidencia de la república.
Con una manifestación de miles de personas en su contra, con un estado de sitio y terror en el estado de Oaxaca, con una crisis política y económica nunca antes vista y con el hartazgo y enojo concentrados de la mayor parte de lapoblación, se impone el "nuevo gobierno del cambio y la democracia", en una toma de protesta sin precedentes, absolutamente anárquica, que no duró ni cinco minutos.
Hoy tenemos nuevo presidente, o tirano, hoy estrenamos un sexenio de más y más injusticia, más y más represión (veamos, por ejemplo, el ensayito oaxaqueño), más hambre, pobreza, desigualdad.
Hoy estrenamos gabinete -cuerpo de violentadores y represores.
¿Estamos listos para perder lo poco que nos queda, para ver cómo suben y suben los precios, para pagar más impuestos, para acallar nuestras voces?
Yo creo que no. Estamos listos para tomar conciencia, para organizarnos, mantenernos informados y difundir lo poco o mucho que alcanzamos a percibir.
Calderón ya llegó a los Pinos, Ulises Ruín no ha salido de Oaxaca, el gober precioso sigue en la católica ciudad de los Ángeles, los decapitados en Guerrero cada vez son más, las familias de los mineros muertos siguen peleando por sus derechos, en Chiapas la militarización y la pobreza continúan, las mujeres sigen muriendo en Cd. Juárez... y nosotros, ¿qué hacemos?
O legitimamos al espurio o gritamos que es un deshonor estar con Obrador. O nos vamos con La otra o perdemos a la APPO.
Difícil panorama este que se nos presenta. Dificil coyuntura.

Que no cese la discusión, que role la información y que, apesar de todo, sigamos luchando por esta vida.

No hay comentarios.: