lunes, noviembre 20, 2006

Domingo de pasarela, gases lacrimógenos y nuevo "prejidente"

Jornada difícil, populachera, festiva, combativa.
Un domingo en el que hubo de todo: desfile, toma de posesión, gases lacrimógenos, enfrentamientos entre PeFePos y APPOs, mucho frío.
Una marcha en el centro de la capital oaxaqueña que, como las realizadas en las últimas dos semanas, se vio interrumpida por las canicas que algunos miembros de la PFP lanzaban desde las azoteas de "ciertos" edificios, directamente a los cuerpos y rostros de los marchistas, para provocar e iniciar el combate dominical. ¿Tal vez por aburrimiento, desesperación o alguna orden de arriba?
Como en la marcha de las mujeres, ésta pacífica caminata terminó en zafarrancho, ojos llorosos, entrada de la PFP a las instalaciones de la UABJO en el centro (para buscar sospechosos violentos), piedrazos, 40 intoxicados, 3 heridos y más de 10 detenidos, por sólo mencionar algunas de las consecuencias. Tarde dificil para los oaxaqueños que libran una batalla más; otra de las muchas que, seguramente, faltan todavía.
En la ciudad de México, en cambio, hubo fiesta: bandas de guerra, familias enteras, música a todo volumen, trompetas en cada esquina... Desfile para conmemorar un 20 de noviembre inerte, una revolución fallida.
Por la tarde, una toma de posesión masiva, un discurso grandilocuente, muchas promesas, veinte puntos ya incluídos en las agendas gubernamentales desde hace más de 50 años. Un listado de buenas intenciones y una catarsis colectiva en pos del cambio. ¿Será?
Luego de un sábado lluvioso, un domingo frío, gélido, gris. Un domingo para recordar, aunque sea para sonreir un poco, un día de choque frontal contra el estado y sus servidores, y una tarde de impacto simbólico entre un "presidente legítimo" que aún no sabe cómo legitimar sus demandas y propuestas y un país hastiado, pecador y sumamente ignorante.
¿Rojo, domingo rojo?... ¿ amarillo?

No hay comentarios.: