lunes, octubre 09, 2006

Oaxaca: un breve reporte cronológico


2004. Imposición por medio de un fraude electoral del priísta Ulises Ruiz Ortiz en la gubernatura estatal.
Explotación y rezago en las comunidades indígenas oaxaqueñas.
Despojo de las comunidades indígenas y largas jornadas de trabajo con salarios de hambre: migración forzada a los Estados Unidos, el D. F. y otros campos agrícolas o maquiladoras en el norte del país.
Detención y encarcelamiento de cientos de indígenas por ‘supuestos’ nexos con el narco.
Asesinatos constantes por parte de grupos paramilitares en defensa del monopolio caciquil de algunos terratenientes.
Destrucción de la ciudad por parte del gobierno estatal a favor de empresas particulares y corporativos internacionales: calles horadadas, el cerro del Fortín dinamitado, árboles del Zócalo, el Llano, el Fortín y San Felipe del Agua tirados; construcción de obras inútiles, mal planeadas, ornamentales y a medio hacer por parte del gobierno estatal y municipal, que generan basura, escombros, tránsito intransitable, caos, mala imagen e incomodidades a los habitantes; suspensión de obras prioritarias y negación rotunda del gobierno a dar mayor presupuesto a la educación; descenso diario y sin ningún control de decenas de camiones por la Sierra Sur con toneladas de madera de los bosques cada vez más ausentes, etcétera.
· 1º de mayo de 2006. El magisterio emplaza al gobierno para solucionar sus demandas (aumento salarial, rezonificación por vida cara, pensiones y prestaciones).
· 22 de mayo. Al no contar con respuesta, miles de profesores de educación básica y normal se plantan en más de 50 calles del casco antiguo de la ciudad de Oaxaca.
· 14 de junio. Desalojo fallido de las decenas de calles del casco antiguo de la ciudad de Oaxaca tomadas masivamente por el magisterio; más de cinco horas en que la ciudad fue asediada con kilos de gases pimienta y paralizantes, por tierra y por aire.
· 14 de junio. Reagrupamiento de los paristas y ayuda imprevista de centenares de habitantes del centro y de otras colonias para repeler a los agresores. El saldo final: más de 130 heridos y daños materiales incuantificables entre las pertenencias de los huelguistas, las lajas de cantera vueltas proyectiles y los vidrios y el mobiliario urbano rotos por la policía; la destrucción del equipo transmisor de radio Plantón 92.1 de FM, y el incendio total del campamento por parte de la policía.
· El rechazo de un sector mayoritario de la ciudadanía se consolida y se manifiesta en las consecuentes movilizaciones ciudadanas que rebasan cualquier previsión.
· Pocos días después se constituye la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), que aglutina a decenas de organizaciones civiles, campesinas, indígenas, de colonos, sindicales, estudiantes, no gubernamentales y al magisterio.
· Tras la constitución de la APPO, el liderazgo magisterial pasa a segundo plano
· 16 de junio. La solidaridad y la participación ciudadana alcanzan a más de 200 mil personas en el recorrido de una marcha de diez kilómetros. A dos semanas de la represión (28 de junio) se reúnen en otra marcha inmensa, ahora de medio millón de personas.
· Construcción de barricadas para cerrar el paso a las ‘fuerzas del orden’ y resguardar los campamentos.
2 de julio. La gente votó: el PRI de fuerza hegemónica en Oaxaca cayó a segundo lugar estatal y a tercero en la capital.
· 14 de julio. Quema y destrucción del entarimado y baños del auditorio Guelaguetza. Responsabilizan a los maestros de este evidente acto porril, y con él justifican la cancelación de la Guelaguetza oficial.
· 21 de julio. Varias bombas molotov son lanzadas contra las fachadas de varias casas, entre ellas las del principal dirigente magisterial y de un defensor de derechos humanos.
· 22 de julio. Se reúnen en Huatulco Ulises Ruiz y Felipe Calderón.
· 22 de julio. Violación de la autonomía universitaria y tiroteo sobre las instalaciones de Radio Universidad, a manos de grupos porriles de la propia UABJO y una célula de los zetas.
· 23 de julio. Un grupo de choque quema durante la madrugada un autobús urbano frente a la rectoría de la misma universidad. Los medios comerciales y la CORTV (la radio y tv estatales) responsabilizan a la APPO.
· 26 de julio. Roban un óleo de origen europeo del siglo XVI, de la iglesia de la Compañía de Jesús. Este robo se suma a los más de veinte atracos de arte sacro que han ocurrido en todo estado, durante el año y medio de gobierno de Ulises Ruiz, incluyendo la desaparición de las puertas de cedro del siglo XVII de la catedral.
· Última semana de julio y primera de agosto. Retención, robo y quema de autobuses por grupos de mercenarios que se autoidentifican como maestros y miembros de la APPO.
· 1º de agosto. Balazos de un policía vestido de civil en el parque el Llano, durante un boicot de miembros adherentes a la APPO en acto oficial de cultura frivolizada (representación parcial de la Guelaguetza).
· 1º de agosto. Toma pacífica de la CORTV (el otrora medio difusor del discurso oficial) por un grupo compacto de más de dos mil mujeres, luego de una manifestación pública.
· 5 de agosto. Retención de varios camiones urbanos, quema de uno de ellos enfrente de la desmantelada fuente de las siete regiones y la facultad de medicina de la UABJO, realizada por unos encapuchados que falazmente aseguraron ser maestros y de la APPO.
· La APPO establece firmemente que todas y cada una de sus acciones serán realizadas pacíficamente y con los rostros descubiertos.
· 7 de agosto. Decenas de policías (muchos de civil) disparan al aire y lanzan gases lacrimógenos en contra de miembros de la APPO, fuera de las oficinas de la Secretaría de Economía del gobierno estatal.
· 8 de agosto. Enigmática ejecución de un profesor de la Facultad de odontología de la UABJO.
· 9 de agosto. Durante la noche un par de infiltrados lanza ácido a la consola de transmisiones de Radio Universidad, 1400 kh. Desde ese momento, ha dejado de transmitir.
· 9 de agosto. A las 7:30 de la mañana, un par de pistoleros entran a las instalaciones alternas del diario Noticias, baleando e hiriendo a un par de voceadores.
· Agosto. Continúan las acciones dolosas e inherentemente irresponsables de la reacción gubernamental, incluso se recrudecen.
· 10 de agosto. Muere asesinado en una manifestación política pacífica un mecánico, esposo de una maestra de la sección 22.
· Detención ilegal, tortura y fabricación de delitos de dos maestros y un biólogo experto en aves. Éste último permanece en la prisión de Zimatlán de Álvarez y enfrenta el cargo de portación de armas de uso exclusivo del ejército. El 18 de agosto se le dicta auto de formal prisión.
· 15 de agosto. Un par de agentes policiales, vestidos de civil, son retenidos luego de haber amedrentado y amenazado a la esposa de uno de los miembros visibles de la APPO.
· 18 de agosto. Paro estatal: mercados enteros, comercios de todo tipo, la universidad pública, el sector salud y demás sindicatos, se unieron a esta manifestación de presión política. Cierre forzado de carreteras y bancos en todo el estado. En uno de los cierres carreteros un par de pistoleros disparan en contra de un maestro que es herido en el hombro. En la tarde, al término del mitin de la marcha multitudinaria convocada por organizaciones sindicales y sociales, un policía disfrazado de civil ataca a otro manifestante, dejándolo herido.
· Los pequeños robos y rondines nocturnos de jóvenes lumpen –utilizados como grupos de choque gubernamental– se multiplican en el centro de la ciudad de Oaxaca.
· La ingobernabilidad no se detecta sólo en estos hechos sino a diario y en todo lugar. La toma de múltiples oficinas gubernamentales, incluyendo los tres poderes de gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial).
· 20 de agosto. El servicio de limpia cada vez más deficiente. No hay calle en toda la ciudad que no tenga baches o la desaparición completa de pavimento. Los escasos parques mueren de descuido y negligencia. Las obras viales siguen sin planeación y tienen como consigna tirar cuanto árbol se les presente. De todo ello, los únicos responsables son los gobiernos municipal y estatal.
· Instalación de barricadas por parte de la población, sin ser una decisión de la APPO; la gente decide que por sus calles las ‘fuerzas del orden’ no pasarán.
· 1º de septiembre. La quinta gran marcha tuvo lugar. Se comprobó que el apoyo ciudadano, plural y amplio, permanece.
· Septiembre y octubre. Recrudecimiento de la campaña mediática y contrainsurgente. Convoys armados, cada vez más numerosos, por las calles del centro de la ciudad. Invitación a un falso diálogo para negociar una salida pacífica. Envío de tropas policíacas y militares para ‘proteger’ a la población e ir abriendo paso a la ‘paz’. Asesinato de otro profesor; los medios responsabilizan a la APPO. Instalación de un Campamento Pacífico en la explanada de Santo Domingo, en contra de la represión. Marcha caminata por la dignidad hacia la ciudad de México para exigir al senado la destitución de Ulises Ruiz y sus demás compinches.

Este movimiento ciudadano puede desbordarse si no gana la pericia y el tacto políticos; si no se contrarresta pacífica y hábilmente la campaña contrainsurgente en su contra. La reacción gubernamental y la reconfigurada derecha mexicana no tienen límites en sus acciones antisociales y represivas. Cualquiera puede ver la gran crisis política que vive Oaxaca, muy representativa de las contradicciones y fallas democráticas del país. Signo insoslayable de la fragilidad de nuestras instituciones corroídas por la corrupción, el autoritarismo y la miopía más desastrosos.

¡No al Oaxaca de la represión, destrucción y enriquecimiento ilícito!
¡A la cárcel ulises ruin y sus secuaces!
¡Sí a la paz sin felipillos ni ulisesruines en el poder!

www.noticias-oax.com.mx http://www.eluniversal.com.mx/nacion/141865.html
www.terceramegamarcha.blogspot.com www.eluniversal.com.mx
www.jornada.unam.mx www.mexico.indymedia.org

No hay comentarios.: